top of page
  • Foto del escritorTPK Info

La Inteligencia Artificial (IA) ¿una amenaza?

“Predicciones: en 2026 la IA será capaz de realizar las redacciones de los estudiantes y, en 2049, se convertirá en el próximo Stephen King. En 2027, los camiones autónomos serán una realidad y, en 2031, la IA superará a los humanos en el sector retail. En el año 2137, todos los trabajos humanos estarán automatizados”. Oxford University Future of Humanity Institute. Estudio sobre la IA: ¿cuándo superará la IA al rendimiento humano?”


LOS ORÍGENES DE LA IA


El desarrollo de la IA se remonta a la primera mitad del siglo XX. La investigación en inteligencia artificial con disciplina científica empezó en 1956 en el Darthmouth College. Desde ese momento, los expertos y filósofos imaginaron un mundo de máquinas inteligentes parecidas a los humanos.

En el siglo XXI, nos adentramos en una era en la que las máquinas y los humanos se fusionan. Hoy la IA se ha vuelto tan sofisticada que cada vez es más difícil ver la diferencia entre ambos. La tecnología ha evolucionado desde una visión de ciencia ficción hasta robots y máquinas que aprenden por sí mismas integrándose en todos los aspectos de nuestras vidas. En un futuro, la IA intentará imitar el cerebro humano y, por qué no, superarlo, aunque es importante señalar, que esta posibilidad es todavía muy lejana y requiere de un mayor avance de la ciencia.

LOS MITOS


Hay muchos mitos en torno a la tecnología. Algunos como que, “la IA pronto superará la inteligencia humana y sustituirá todos los trabajos de las personas”, o que “nunca volveremos a ser creativos” e, incluso, que “engañaremos a la muerte”.

Tenemos que ser realistas, la IA será una poderosa herramienta para mejorar el mundo, pero el mayor reto seguirá siendo redefinir nuestros sistemas actuales y cambiar el comportamiento humano. La IA ha creado una oleada de entusiasmo y promesas sin embargo, muchas veces se olvida que las personas son las que realmente construyen el futuro y las responsables del uso adecuado de la IA.

El futuro de la inteligencia artificial es extraordinario y para muchos inimaginable. Un buen ejemplo es el proyecto SAGE realizado por IARPA, una agencia gubernamental estadounidense, que utiliza la IA para predecir el futuro de los acontecimientos geopolíticos. Puede detectar enfermedades a partir del aliento de un ser humano e, incluso, leer nuestros pensamientos y convertirlos en palabras o imágenes. Pero todavía hay mucha incertidumbre en los desarrollos de la IA. Y cuando esta desconfianza domina nuestra visión, aparece el miedo.

Desde ordenadores que superan la inteligencia humana y la pérdida de control de nuestras vidas hasta un mundo en el que los monopolios abusan de los datos para empujarnos a consumir sus productos. Un mundo de caos, pérdida de empleo e, incluso, armas autónomas. El futuro de la IA está en nuestras manos. Lo que importa es lo que las personas hagan con ella. Para adelantarnos a los escenarios negativos, debemos anticiparnos a los posibles resultados. Más que nunca, es necesario abrir un debate en la sociedad sobre el futuro de estas tecnologías. Hay que educar a nuestros hijos sobre cómo lidiar con las máquinas inteligentes y hacerlos conscientes de sus efectos. Por su parte, los gobiernos deben elaborar una legislación para contrarrestar los aspectos negativos de la innovación tecnológica.


LA IA Y EL TRABAJO

La cada vez más extendida inquietud es si la IA me va a reemplazar en el trabajo.

Aunque se espera que la inteligencia artificial elimine trabajos, los expertos consideran que las personas deben mantener una mentalidad abierta al cambio y a la adaptación.

Si bien la Inteligencia Artificial generativa va a terminar con muchas clases de empleos, otros se van a generar y las personas deben estar listas.

Mientras más tecnologías existen y son cada vez más especializadas, se requiere también de más roles técnicos, los cuales no pueden dejar de aprender.

Los profesionales siempre deben agregar más conocimientos a su expertise. Los roles se van a modificar, pero va a haber nuevas formas de trabajo. La integración de la IA tendrá en este sentido un impacto positivo, creando más trabajos y mejor pagados


LA CLAVE, LA ACTUALIZACIÓN DE CONOCIMIENTOS

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Princeton, hay 20 profesiones con más probabilidades de quedar expuestas ante la llegada de programas como ChatGPT, entre las que se encuentran, vendedores de call center, profesores de literatura, lenguas extranjeras, historia, derecho, filosofía, sociología y ciencias políticas, entre otras disciplinas.

Sin embargo, el estudio también abre el debate sobre si en verdad la Inteligencia Artificial tendrá la capacidad de reemplazar profesiones cuyo componente principal es el pensamiento complejo.

La tecnología es un campo con oportunidad para todos, pues hoy se encuentra en un periodo en el que existe escasez de talento.

Se debe tener apertura a los cambios, tomar conciencia de ellos y pensar en formas de aprovecharlos para el campo laboral, pues “la mayoría de los trabajos se van a reconvertir y debemos pensar en cómo ayudar a las personas para continuar desarrollando las nuevas habilidades necesarias para insertarse en el nuevo mundo laboral de la mano de la IA. No debemos sentirnos amenazados”.

CONCLUSIÓN

La IA se está convirtiendo en el motor del nuevo mundo. Un mundo en el que todos pasamos a ser y a convertirnos en entidades generadoras de datos por el mero hecho de gestionar nuestras vidas. Todo lo que hacemos, los lugares en los que estamos y las conexiones que establecemos se transforman en datos.

La IA puede aumentar la productividad agrícola, ayudar a la educación personalizando el aprendizaje, luchar contra las enfermedades o la pobreza y hacer que la vida humana sea sostenible. La IA combinada con los datos podría y debería devolver el equilibrio a nuestro mundo. La cuestión es si seremos capaces de gestionar el poder transformador de la tecnología para mejorar de verdad la humanidad. Éste es el mayor reto de la IA, pero no olvidemos que es nuestra responsabilidad.



FUENTE: La IA no va a terminar con los trabajos, pero sí los modificará (Expansion), El transporte y la logística se reinventan (Cognizant)


6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page